Agosto 5, 2020 Noticias Sin Comentarios

Como resultado de la aplicación piloto de la herramienta de evaluación y seguimiento, desarrollada por la Red Campus Sustentable (RCS), a algunas de sus instituciones de educación superior socias, se logró determinar el grado de avance de la incorporación de la sustentabilidad en 13 instituciones: U. Austral de Chile, U. Academia de Humanismo Cristiano, Pontificia U. Católica de Chile, U. Católica del Maule, U. Católica del Norte, Pontificia U. Católica de Valparaíso, U. de Concepción, U. de Los Lagos, U. Metropolitana de Ciencias de la Educación, U. Andrés Bello, U. Tecnológica Metropolitana, CFT ENAC y CFT-PUCV, alcanzando un promedio de 31,3%.

La herramienta RESIES, Reporte y Evaluación de la Sustentabilidad en Instituciones de Educación Superior, con la que se realizó dicha evaluación piloto, fue desarrollada por la Red Campus Sustentable, corporación sin fines de lucro que agrupa a 29 instituciones de educación superior, con el fin de ser una guía y un medio de evaluación de la incorporación de la sustentabilidad en estas instituciones.

RESIES es fruto de un largo trabajo de benchmarking internacional realizado por socios de la RCS y adaptado a la realidad latinoamericana. Considera los cinco grandes aspectos de la sustentabilidad en educación superior: Gobernanza, Cultura, Formación, Gestión de Campus, Responsabilidad Social y Vinculación con el Medio, cada uno de los cuales está dividido en subcategorías y cada una de éstas en metas a nivel institucional.

Los resultados demuestran que existe una gran variabilidad tanto entre instituciones como en los distintos aspectos que se evalúan. El aspecto que alcanza un mayor porcentaje de cumplimiento es Gobernanza, con un 45,4% en promedio, seguido de Responsabilidad Social y Vinculación con el Medio, con un 42%. Los aspectos con más baja evaluación son Formación con un 17,4% y Gestión de Campus con 18.3%.

El avance de la sustentabilidad es muy diverso, las dos instituciones con mayores puntajes se sitúan sobre el 60% de cumplimiento, sin embargo, las demás IES no alcanzan el 45%. La misma variabilidad se da respecto a cada aspecto; en Formación, un aspecto clave de la sustentabilidad en educación superior, el mayor cumplimiento alcanza a 65,2 %, en tanto que la institución con menor desempeño solo alcanza el 0,5%. Una situación similar se repite en los demás aspectos evaluados.

Cabe hacer notar que RESIES es la base sobre la cual se está actualmente estructurando el Acuerdo de Producción Limpia (APL) Educación Superior Sustentable, el segundo de esta naturaleza, con el cual la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC) y la RCS facilitarán los avances de las instituciones de educación superior hacia la sustentabilidad y en el cual diferentes ministerios, agencias gubernamentales y la Comisión Nacional de Acreditación participarán de la mesa de negociación, donde se evaluarán las diferentes formas de colaborar para que las IES puedan avanzar hacia la sustentabilidad institucional

Los resultados generales por institución de esta primera versión de la aplicación son los siguientes:

En cuanto al aspecto Gobernanza, que mide el grado de presencia de la sustentabilidad en los lineamientos estratégicos, la conformación de equipos, la existencia de planes de sustentabilidad, etc., los resultados son los siguientes:

Otro aspecto evaluado es Cultura, que incluye temas como la existencia de estudiantes y funcionarios promotores de la sustentabilidad, capacitación en sustentabilidad, programas de oficinas sustentables, difusión de prácticas sustentables. En este aspecto los resultados, también diversos, son los siguientes:

Se evalúa también el aspecto Formación, que incluye la presencia de cursos de sustentabilidad en las carreras y la investigación que se hace en ese tema. Siendo este el objetivo final de los esfuerzos por incorporar la sustentabilidad en la institución, los resultados demuestran que hay aún un largo camino por recorrer para la mayoría de las instituciones.

La Gestión de Campus es el aspecto que tiene mayor visibilidad para estudiantes, funcionarios y académicos, y su desarrollo es necesario por cuanto el ejemplo es parte de la enseñanza. Este aspecto evalúa el manejo de residuos, energía, agua, áreas verdes, etc., y los procesos de construcción y mantención sustentable, compras sustentables, etc.

El último aspecto considerado en la evaluación es Responsabilidad Social, elemento clave de una institución que avanza hacia la sustentabilidad. Este aspecto evalúa temas como diversidad e inclusión, alianzas por la sustentabilidad, trabajo justo, etc., y sus resultados por institución son los siguientes:

Esta herramienta será aplicada anualmente, instancias en la que se espera se vayan sumando más y más instituciones socias de la Red Campus Sustentable.

Los resultados de este estudio, a juicio de Oscar Mercado Muñoz, Presidente de la Red y Director del Programa de Sustentabilidad UTEM, son muy valiosos, por varios aspectos, el primero de los cuales es que se demostró la utilidad de una herramienta bien construida como elemento base para diagnosticar el estado de cada institución respecto de sus avances en sustentabilidad. También es importante tener esta visión global del estado de las instituciones, pues nos permite como Red Campus Sustentable centrar nuestros esfuerzos en apoyo de aquellos aspectos que muestran menos avances, como es el caso de la formación.

Por su parte, Francisca Sandoval Gallardo, Directora Ejecutiva de la Red y Directora de Campus Sustentable de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, plantea que esta es una hoja de ruta para avanzar hacia la sustentabilidad en IES y también nos permite celebrar los avances logrados y ver el compromiso que día a día siguen asumiendo nuestras IES socias en la formación de los nuevos profesionales para una reactivación sustentable.  Por otro lado, tenemos que destacar que las IES están comprendiendo que la sustentabilidad no solo son proyectos de manejo de residuos o reforestación, también es equidad de género, inclusión, desarrollo de economías locales, seguridad laboral y calidad de vida, es un estilo de vida.

Publicado por: Comunicaciones RCS