Desafíos en la sustentabilidad desde una perspectiva docente

La sustentabilidad es una temática que incumbe a las distintas disciplinas y profesiones, ya que todos podemos generar algún cambio o aporte en pos de que nuestras conductas tengan un impacto socio ambiental más responsable. Para fomentar estas conductas la Red Campus Sustentable (RCS) lanzó el diplomado “Fundamentos de la Sustentabilidad”, que dio inicio el 23 de abril y que desarrollará hasta el 7 de agosto.

Maryon Urbina Bernuy, Directora de la Oficina de Sustentabilidad de la Pontificia Universidad Católica de Chile, ha participado en el diplomado impartiendo clases por lo que hablamos con ella para conocer un poco más sobre su visión respecto a la realidad y desafíos que enfrentamos en temáticas sustentables y también sobre su experiencia en el diplomado.

¿Qué elementos o circunstancias te llevaron a interesarse por la sustentabilidad?

Cuando era estudiante me movilizaba en bicicleta a la Universidad y comencé a darme cuenta de los beneficios para la salud y también para el medio ambiente. Así entré a una organización de estudiantes que fomentaba el uso de la bicicleta y eso me llevó a indagar en más argumentos para fomentarla, lo que desembocó naturalmente a la sustentabilidad. Ahí se abrió todo un mundo para mí y no salí más, eso fue el 2012.

¿De qué manera abordas el ámbito sustentable en tu trabajo?

Desde mi cargo en la Dirección me toca buscar maneras de educar a la comunidad universitaria más allá de la sala de clases, generando una conciencia que nos permita avanzar hacia una cultura de sustentabilidad.

¿Cómo ha sido tu experiencia como docente en el diplomado Fundamentos de la Sustentabilidad?

La verdad es que me encontré con alumnos de diversas disciplinas y también con conocimientos bien variados. Creo que es aprendizaje mutuo.

¿Qué cambios ocurridos en los últimos años a nivel de educación y social relacionados con la sustentabilidad destacarías?

Al interior de la Universidad hemos visto un crecimiento muy fuerte en el interés tanto de nuestras autoridades como también de toda la comunidad. Hoy la UC tiene una Dirección de Sustentabilidad, creada como oficina el 2011 y que se dedica a fomentar una gestión sustentable de los campus y la generación de una comunidad sustentable; pero recientemente la UC también creó una Cátedra de Sustentabilidad que llegó para abordar la sustentabilidad desde la formación e investigación. Así que creo que a nivel institucional es un avance muy destacable.

A nivel nacional y mundial, se habla mucho más del cambio climático y parece ser cada vez menos cuestionado, pero la verdad es que las acciones no son tantas ni tan profundas. La sustentabilidad requiere un repensar la forma en que hacemos todo y hoy estamos mucho poniendo parches, pero no tomando tantas medidas que corrijan el sistema completo. Aún así en Chile destaco el fuerte impulso que se le ha dado a la energía solar.

¿Qué competencias crees necesarias para los docentes que forman a los próximos profesionales?

Formación en la complejidad del problema, pero muy importante también, formar en metodologías que permitan co-crear con los estudiantes, porque las soluciones al problema actual no pueden venir solo de una persona.

¿Cómo ves el compromiso e interés de los estudiantes en materias de sustentabilidad?

En los estudiantes del diplomado, mucho interés. El hecho de meterse a un diplomado es gran paso, pero como a todos, nos cuesta concretar cambios de hábito a nivel personal que nos hagan ser coherentes con lo que buscamos.

¿Qué desafíos ves para las generaciones actuales y venideras en el área de la sustentabilidad?

Primero la formación de profesionales que trasmitan de manera clara el problema socio ambiental que vivimos. Segundo, lograr un trabajo interdisciplinario, porque las soluciones no vendrán de una sola disciplina, pero el trabajo interdisciplinario requiere el desarrollo de habilidades de trabajo en equipo con personas que vienen de áreas distintas, y que muchas veces no se desarrollan. Tercero: implementar, porque es muy importante no quedarse en la teoría y actuar, a nivel personal para ser coherentes, pero también para generar soluciones y una nueva forma de vivir.

¿Qué opinas acerca del rol que cumple el gobierno y las empresas en el desarrollo de una sociedad sustentable? ¿Qué desafíos ves en esta área?

Ambos son muy importantes. Los Gobiernos dan un paraguas normativo que favorece o no ciertas prácticas ciudadanas y de las empresas, así mismo las inversiones que generan pueden ir en dirección contraria a la sustentabilidad que buscamos si es que no se le da un enfoque de sustentabilidad al desarrollo.

El rol de las empresas es clave. Necesitamos que a ellas se les exija responsabilidad en la producción y creo que hay que desarrollar nuevas formas de asignar precios a los servicios y productos tal que se incluya los reales costos sociales y ambientales, de lo contrario, el planeta se nos acabará.

También destacaría el rol de los ciudadanos, porque muchas veces culpamos a las empresas o al gobierno y olvidamos que nosotros somos quienes demandamos mucho de lo que se produce, y que con cambios en nuestra forma de consumo podemos cambiar en el agregado lo que las empresas producirán y cómo lo producirán. Por otro lado, como ciudadanos olvidamos el rol activo que podemos tener al organizarnos con nuestras comunidades, lo cual puede llegar incluso a tener injerencia en la política pública.