Red Campus Sustentable enriquece su trabajo con aportes de estudiantes en práctica

Recientemente dos jóvenes se han unido al equipo ejecutivo de la Red Campus Sustentable, aportando en actividades administrativas, logísticas y otras propias de sus disciplinas profesionales.

Durante el primer semestre de este año han trabajado para la RCS Renato Rojas Barrios, egresado de la carrera de Derecho de la Universidad Adolfo Ibáñez y Joaquín Hidalgo Juica, estudiante de Geografía, de Universidad Academia de Humanismo Cristiano.

Renato Rojas ya conocía la RCS desde su rol como vocero en la Red de Estudiantes por la Sustentabilidad-Chile RESUCh y delegado de la Universidad Adolfo Ibáñez, organización a la que continúa conectado, apoyando a la nueva generación en iniciativas de sustentabilidad.

Su práctica, que se extiende entre abril y junio, ha consistido entre otras cosas en organizar diversas bases de datos, así como también mecanismos de relación con los proveedores (empresa u otro tipo de organización) en torno a criterios sustentables. “Ha sido una gran experiencia el haber sido partícipe de las diversas iniciativas que me concedió Red Campus Sustentable, tanto en lo intelectual como humano”, expresó.

“Desarrollé convenios para los practicantes y también proveedores, delimitando derechos y obligaciones entre las partes, además del resto de condiciones que subyacen a dichas relaciones. Realicé algunas asesorías respecto a ciertas dudas tributarias, como también procedimentales en RESIES, en el ámbito de propiedad intelectual”, dijo Renato refiriéndose a otras actividades.

Joaquín Hidalgo en tanto, comenzó a trabajar desde principios de mayo con la Directora Ejecutiva de la Red, Francisca Sandoval. “Es la última de mis prácticas progresivas de la categoría de Medio Ambiente, que apunta a vincular y visualizar la relación entre el ser humano y el medio, esto quiere decir, cual es el trato que le damos al ambiente en que nos desenvolvemos y habitamos”, señaló.

Explicó que su trabajo consiste en realizar un mapeo (cartografías) de la Red, que permita visualizar como se están relacionando las instituciones colaboradoras y cuáles son sus líneas de acción a nivel comunal, regional y nacional. “La idea con todo esto, es plasmar y visualizar cómo funciona la Red de Campus Sustentable”.

Fortalezas que distinguen en la RCS

Para Renato Rojas uno de los primeros aspectos a destacar es el carácter de Corporación sin fines de lucro, por ser inédita en el país y Latinoamérica en cuanto a los fines que persigue: desarrollo de la educación ambiental en Chile y la sustentabilidad en las IES. Asimismo, la capacidad de tener socios de diversas áreas del conocimiento y de universidades de norte a sur del país, que trabajan activamente en conjunto frente a la misma temática.

Agregó, “valoro los vínculos que se han creado desde 2017 y hasta la actualidad, con la RESUCh, en términos teóricos y prácticos respecto a promover una institucionalidad sustentable en universidades que actualmente desarrollan dicho aspecto”. En tal sentido se refirió a ciertas acciones como el apoyo a CEUS (Congreso de Estudiantil Universitario de Sustentabilidad).

Mientras que Joaquín Hidalgo dijo, “destaco de sobremanera el esfuerzo que ponen cada una de las instituciones para mejorar y avanzar en sus líneas de acción, las cuales han tenido un trabajo de largo tiempo, perseverancia y constancia para poder concretarlas”.

También resaltó el trabajo en equipo que se manifiesta en reuniones constantes para compartir ideas y en la eventualidad, corregir errores detectados. “A mi parecer, es importante mantener este tipo de vínculos y relaciones, para que en el futuro estas acciones colectivas surjan como políticas públicas y se plasmen en una educación de conciencia sustentable”, precisó.