Khatrina Meneses P.: “Espero que no nos olvidemos que el dinero no se puede comer”


Estudiantes como Khatrina, y agrupaciones como Cultiva Funaltun buscan la forma y los espacios para llevar adelante iniciativas extracurriculares, que se convierten en un gran ejemplo para otros estudiantes y un real aporte a la sustentabilidad. 

                                 Entrevista Sección Caras de la Sustentabilidad, por Verónica Ruiz P.

Khatrina Meneses Pino, 4° año de Agronomía de la Universidad Austral de Chile, dirige hace 3 años una agrupación estudiantil dedicada a promover la Agroecología en la comunidad, donde la transferencia de conocimientos se hace con las manos en la tierra y la sabiduría de los jóvenes que generación tras generación han pasado por sus filas legando lo que han aprendido.

Cultiva Funaltun (vocablo mapuche que significa “abonar con estiércol”), nace el 2008 por iniciativa de los propios estudiantes, que implementan este espacio para practicar cultivos orgánicos de verduras y hortalizas en un huerto en terrenos de la Universidad, recibiendo en los últimos años apoyo del Programa Campus Sustentable UACh para desarrollar algunas actividades.

“Si no cuidamos la Tierra, tarde o temprano nos veremos afectados. Debemos tomar conciencia que lo único que de verdad nos sana es la naturaleza que nos rodea y que no valoramos ni respetamos”, sostiene la joven de 24 años que hoy está a cargo de esta organización.

¿Por qué te integraste al trabajo de Funaltun?

Cuando entré a la carrera de Agronomía, y en la búsqueda de alternativas para cuidar el medio ambiente, conocí a Cristóbal Cárdenas que dirigía Funaltun en ese tiempo. Estaba preparando su tesis y me vi, en algún minuto, con este buque que debía dirigir. Y así lo hemos hecho junto con los que decidimos formar parte de esta hermosa hermandad llamada Funaltun. Desde el principio me motivó el hecho del aprender-haciendo, de poder ver y poner en práctica lo que se aprende en la teoría en la sala de clases. Tener un contacto directo con la naturaleza y ver la Agricultura de una manera más sustentable, más amigable con el medio ambiente.

¿Qué actividades realizan en Funaltun?

Cultiva Funaltun, es un huerto experimental, donde se aprende haciendo. Quienes llegan al huerto saben que además de mucha energía, podrán disfrutar de lo que se coseche. Hemos participado en ferias, realizado talleres en diferentes temas, implementado huertos en varios sectores de la comunidad. Además de estar enseñando y aprendiendo en todo momento. La mayoría de los que somos parte de Funaltun no somos expertos en el área de la Agroecología, hemos ido aprendiendo con el tiempo y la motivación, poniendo en práctica lo heredado de las generaciones anteriores que, al igual que nosotros, veían esta manera de agricultura como la correcta.

Cada sábado desde las 11:30 de la mañana, nos reunimos a trabajar en la mantención que semana a semana necesita la huerta. Esto es abierto a todo público, cualquiera que tenga las ganas de trabajar o tenga dudas sobre la Agroecología o cómo aplicarla en su propia casa, puede sumarse y participar activamente.

¿Cómo ves la motivación de los jóvenes por participar en actividades orientadas a proteger o conservar el medio ambiente?

Claramente no son muchos los interesados en temas tan poco atractivos como éstos, cuando deberían ser de motivación para todos. Quienes se interesan por conciencia social, o simplemente porque aman el medio ambiente, se comprometen de verdad a generar formas de cuidar nuestro planeta. Cada vez son más jóvenes los que se atreven a fabricar sus pastas dentales, desodorantes, jabones, con recursos biodegradables sin tóxicos. Desde esta perspectiva es motivador pensar que se está tomando conciencia, que nos estamos dando cuenta que las cosas tienen que cambiar, porque no se han hecho de la mejor manera, y que con pequeñas acciones podemos generar grandes cambios.

¿Qué entiendes por sustentabilidad?

En estricto rigor al significado, es algo que se puede sostener a lo largo del tiempo sin agotar sus recursos o perjudicar el medio ambiente. Sin embargo, en el día a día, cuando ves que en tu entorno, todo contamina y mata el medio ambiente, la palabra Sustentabilidad, cobra otro sentido.

Así te vas enterando que el dentífrico está lleno de tóxicos que contaminan, te das cuenta que no existe en el supermercado un jabón que no contenga plástico, y comienzas a investigar, a aprender y entender que existen otros como tú, en todos lados: sólo hay que abrir los ojos. Desde esta perspectiva, me planteo qué hago yo para no contaminar ni dañar. Me ha pasado que en este camino a una vida más sustentable y amigable con el medio ambiente he encontrado mucha gente haciendo lo mismo, utilizando bolsas de algodón para comprar, fabricando desodorante y pasta de dientes (y que las recetas para esto están en Internet ¡al alcance de la mano!), promoviendo la Agroecología y los Huertos Urbanos. Creo que depende de todos volver nuestro mundo sustentable, que cada acción cuenta y que ¡no estamos solos! somos muchos los que optamos por construir un mundo mejor.

¿La malla curricular de tu carrera aborda temáticas de sustentabilidad?

Sólo tenemos estos temas en ramos optativos, no está contemplado para los ramos obligatorios. Si salvamos el medio ambiente, que SÍ es agotable, se debería cortar con muchas transnacionales que ganan grandes sumas de dinero explotando lo que nos pertenece a todos. Espero que, en el futuro, cuando nos toque dirigir, no nos olvidemos de estos temas. Espero que no nos olvidemos que el dinero no se puede comer, que hoy debemos cuidar los recursos naturales que cada vez se nos hacen más escasos.

Recuerdas algún conflicto o catástrofe ambiental que te llamara la atención por considerar que se pudo evitar, si las personas involucradas hubiesen tenido otra forma de ver las cosas…

El caso de Petorca (sequía debido a monocultivo de paltos), es un claro caso que pudo haberse evitado si tuviéramos conciencia de cuidar el medio ambiente. Es el problema que tenemos a lo largo de Chile, debido a las extensas áreas con monocultivo. En nuestra región, sobre todo forestal, le estamos quitando el equilibrio al medio ambiente, y luego nos quejamos de las catástrofes naturales, sin darnos cuenta que solo son respiros de auxilio que nos está pidiendo nuestra madre naturaleza.

¿Qué mensaje le dejas a otros jóvenes como tú?

¡HAZTE CARGO DE TU BASURA! Si tuviéramos un mínimo de conciencia de donde va a parar la basura que nosotros generamos, nos daríamos cuenta el daño que nos estamos haciendo a nosotros y a futuras generaciones. Se están extinguiendo especies, ¡¿cómo eso no nos va a importar?!… Si ocupa plástico, ve de qué manera le puedes dar un segundo uso, pero no lo botes en la basura domiciliaria que recogen los camiones municipales.

En el mundo de consumismo que vivimos, es sumamente difícil decir a la gente que se cuestione lo que de verdad necesita, porque siempre queremos el celular de moda, la tele de última generación, cuando en realidad no los necesitamos. Debemos optar por alargar la vida útil de nuestras cosas, antes de pensar en obtener algo nuevo; reparar, dar una segunda vida, para no generar residuos innecesarios.