Influir en los demás desde la conciencia sustentable

“Creo que sumando 2, 3 ó 4 personas ya somos más. Entonces, mientras más seamos, más fácil va a ser el cambio”, afirma Javiera Rocha.

                                                                                                          Entrevista Sección “Caras de la Sustentabilidad”, por Verónica Ruiz P.

Javiera Alejandra Rocha Cortés, 25 años, Ingeniera en Prevención de Riesgos y Medio Ambiente de la Universidad Tecnológica Metropolitana, es la nueva Coordinadora del Programa de Sustentabilidad de esta institución, donde entre sus funciones trabaja en  vinculación con la comunidad, a través del Premio Sustenta. La tendencia a conectarse con su entorno la predica y practica desde la oficina y fuera de ella, sumando a sus experiencias un proyecto de educación ambiental con vecinos de la comuna de San Miguel.

Ramos tales como ecología, recursos naturales, desarrollo sustentable, ordenamiento ambiental, gestión ambiental, legislación ambiental, evaluación ambiental y taller de medio ambiente, impregnaron su formación en la academia, para dar sus primeros pasos como profesional desde una posición privilegiada.

¿Cómo llegaste a trabajar en el Programa de Sustentabilidad de la UTEM?

En el Programa de Sustentabilidad estaban solicitando alumno en práctica del área de medio ambiente y quedé para apoyar al Premio Sustenta, reconocimiento que otorga la Universidad a empresas chilenas, o que tengan alguna actividad en Chile, de todos los rubros y todos los tamaños y que están contribuyan a generar un impacto positivo a la sociedad, en el ámbito social, económico y medioambiental. Y también se les entrega retroalimentación a las empresas como para ir mejorando. Mi práctica se enfocó en eso y me llamaron para seguir trabajando”.

¿Has tenido alguna participación en otras actividades con la comunidad?

“El año pasado postulé a través de una junta de vecinos de la comuna San Miguel de la Región Metropolitana, al Fondo Nacional de Desarrollo Regional, Fondo del 6% que entrega el Gobierno Regional para financiar iniciativas en cultura, deporte o seguridad. Fui seleccionada para desarrollar un proyecto de cultura en el área de educación medioambiental por 3 meses en 12 plazas, los fines de semana. Íbamos a una plaza y le enseñábamos a la gente sobre sustentabilidad, reciclaje, sobre cuidar el medio ambiente. El sábado se centraba en las 3 R: Reducir, Reutilizar y Reciclar; le enseñábamos cuáles eran sus puntos limpios en la comuna y los domingos era de sustentabilidad. Se abordaban aspectos económicos, sociales y ambientales y de recursos naturales; cómo conservar estos recursos, cómo cuidar las especies, cómo hacer compostaje e invitábamos a los vecinos a plantar semillas y organizar huertos urbanos”.

¿Qué te motivó a realizar este proyecto?

“Lo tomé como un desafío, con pequeñas cosas como este taller, puedo cambiar o transmitir mis pensamientos a otras personas. Creo que sumando 2, 3 ó 4 personas ya somos más. Entonces, que más personas tengan esta conciencia sustentable ya somos más y mientras más seamos, más fácil va a ser el cambio. Quizás no retuvieron todo lo que dije, pero sí se quedaron con cosas y esas cosas son súper importantes. Y ya que se hayan quedado con un par de ideas, se interesan por el tema y se ponen a investigar”.

¿Cómo entiendes la sustentabilidad?

“Para mí abarca muchos aspectos. La mayoría de las personas cree que la sustentabilidad es solo el ámbito medio ambiental y no es solo eso, sino que abarca también los ámbitos económico y social, conceptos como igualdad, equidad, respeto…Para tener un desarrollo sustentable, tenemos que partir como personas sintiéndonos cómodos en el lugar donde vivimos y cuidar nuestro entorno”.

¿Cómo ven este tema los estudiantes universitarios?

Yo creo que la mayoría de los jóvenes y lo veo en mis compañeros, tienen esta conciencia. Se ha introducido en los planes estudiantiles, ahora el cambio climático es un tema súper potente, entonces ya tenemos una base. Por lo menos en esta universidad que tiene un sello en sustentabilidad, salimos preparados para poder desarrollarnos en esta área. Creo que mientras antes se empiece a hablar de sustentabilidad, que es harto lo que abarca, más conciencia vamos a tener cuando tengamos que ejercer nuestras profesiones, ya sea un ingeniero, un médico, todos podemos colaborar con un granito de arena”.

¿Crees que sean necesarios profesionales que tengan esta mirada?

“De las decisiones que se tomen, al construir un edificio, una represa… es súper importante que tengan conciencia de cómo pueden influir con sus decisiones, o cómo pueden influir en el entorno donde trabajen. Cualquier carrera, de cualquier área, puede introducir un poco de sustentabilidad en sus trabajos y mientras más personas salgan preparadas, el mundo va a ir cambiando”.¿Has detectado alguna situación reñida con el cuidado o respeto del medio ambiente en la que crees que hizo falta formación en sustentabilidad?

“Quiero destacar el uso de transporte que utilizamos en zonas urbanas, especialmente en Santiago ya que hay un crecimiento excesivo de población y muchas personas por comodidad prefieren tener su vehículo propio. Pese a la congestión en calles y carreteras no utilizan otros medios, como el transporte público, o la bicicleta, caminar, etc. Es por esto que cada vez tenemos más contaminación atmosférica y más de 10 millones de chilenos están expuesto a este tipo de contaminante.

Siento un déficit en cuanto a políticas más eficientes para el transporte público que incentiven a las personas a preferir este medio antes que el vehículo y que lo vean como un sistema rápido, económico y eficiente. Si bien existe el “Plan prevención y descontaminan atmosférica 2014-2018” que mejora las condiciones ambientales especialmente del sur de Chile, aún falta mucho por mejorar. Pero no todo es esfuerzo de las autoridades, también nos involucra a nosotros para aportar con el medio en el que vivimos y preocuparnos de lo que estamos respirando.

En la Universidad Tecnológica Metropolitana se realizan distintos tipos de campañas impulsadas por el Programa de Sustentabilidad para fomentar y llevar una vida sustentable. Una de fue la campaña “Pedalea a la UTEM” se orientaba a que los estudiantes se movilicen en sus bicicletas a su lugar de estudio. Para ello se les entregó un mapa con las ciclovías cercanas a cada campus de la universidad”.

¿Qué aconsejarías a otros jóvenes?

“Que tomemos conciencia y peso de nuestras acciones, que partamos por casa con cosas básicas, como por ejemplo el ahorro de energía, consumo de agua, respeto hacia nuestro entorno y vayamos fomentando estos hábitos en nuestros amigos y familia. Así sumaremos más aliados sustentables para construir un futuro mejor. Que piensen en las futuras generaciones para que disfruten y gocen lo mismo que la naturaleza nos entregó a nosotros”.