Huella de carbono

¿QUÉ ES LA HUELLA DE CARBONO DE UNA UNIVERSIDAD?
Se denomina Huella de Carbono (HC) a la cantidad total de emisiones de GEI que son causadas de manera directa o indirecta, por el proceso educativo entregado por una universidad. Estas emisiones se miden en términos de CO₂ equivalente y se puede entender como un indicador del impacto que se genera en el medio ambiente, específicamente en términos del cambio climático.

¿PARA QUÉ MEDIR LA HUELLA DE CARBONO?
Realizar la estimación de la Huella de Carbono permite establecer la cantidad total de emisiones de GEI generadas por una universidad. Esto constituye el punto de partida para identificar las áreas con mayores emisiones, evaluar los impactos y definir acciones para reducir dichas emisiones. Las universidades que reportan su Huella de Carbono y toman medidas para mitigar y/o compensar sus impactos, están siendo percibidas como social-ambientalmente responsables, lo que junto a generar un impacto positivo sobre el medio ambiente, mejora la imagen de la institución.

 

METODOLOGÍA PARA LA ESTIMACIÓN DE LA HUELLA DE CARBONO

Existen dos enfoques que permiten realizar la estimación de la Huella de Carbono, dependiendo si las emisiones están asociadas a un nivel corporativo o al ciclo de vida de un producto, para el caso de una universidad se aplica el enfoque corporativo:

• Huella de Carbono corporativa: permite cuantificar la cantidad total de emisiones de GEI (en términos de CO₂e), que son liberadas a la atmosfera debido a las actividades que realiza una organización, ya sea en forma directa o indirecta, durante un período establecido, normalmente se considera un año. La Huella de Carbono Corporativa se utiliza como indicador para generar reportes que sirven de base para comunicar el impacto que tiene la organización frente al cambio climático.

Los Protocolos existentes para el cálculo de la Huella de Carbono Corporativa, son los siguientes:

o GreenHouse Gas Protocol (GHG Protocol)
o International Wine Carbon Calculator
o ISO 14064
o The Bilan Carbon
En la actualidad el Protocolo más utilizado es el GreenHouse Gas Protocol (GHG Protocol).

PASOS A SEGUIR LUEGO DE ESTIMAR LA HUELLA DE CARBONO

Considerando que estimar la Huella de Carbono sólo es la primera etapa de un proceso que tiene como finalidad gestionar y reducir los impactos asociados a las emisiones de GEI, las etapas posteriores son:
• Verificar
• Mitigar y compensar
• Comunicar
La realización de estas etapas dependerá de los objetivos que se hayan planteado en la etapa inicial del proyecto.

Verificación
La verificación de la Huella de Carbono consiste en la evaluación y comprobación, realizada por una tercera parte independiente, de la precisión y la exhaustividad de la información utilizada y los resultados obtenidos en el cálculo de la Huella de Carbono, basada en el protocolo establecido en la fase inicial del proyecto.
Algunos de los beneficios asociados a la verificación son:
• Validación de los cálculos por una tercera parte independiente
• Establecer ejes de mejora del cálculo
• Transparencia en la presentación de los resultados

Mitigar y compensar
La mitigación consiste en aplicar un grupo de medidas que tienen por finalidad evitar o disminuir las emisiones de GEI a la atmosfera. La reducción o mitigación se refiere a todas aquellas actividades realizadas por parte de la institución, materializadas en proyectos como: eficiencia energética, sensibilización, cambio de hábitos, mejoras en los procesos, reciclaje, entre otras, con la finalidad de reducir lo más posible las emisiones que son necesarias para el funcionamiento de una universidad, considerando que existen emisiones estructurales que no se pueden reducir.
Las medidas de compensación tienen por finalidad producir o generar un efecto alternativo positivo o equivalente a un efecto adverso identificado, es decir, compensar las emisiones de GEI generadas por alguna actividad, busca neutralizar las emisiones a través de la compra de captura de carbono atmosférico que ocurre en otro lugar de nuestro planeta basado en los principios del Protocolo de Kioto y/o en otra actividad a través de los “Bonos de Carbono”, los cuales permiten establecer para el caso de una universidad la emisión cero de sus procesos educativos.

Comunicar
Es relevante crear una estrategia comunicacional que permita a una universidad dar a conocer a la comunidad los resultados obtenidos de la estimación de la Huella de Carbono y cuales serán los lineamientos a seguir para darle una gestión a estos resultados.
La Huella de carbono se debe presentar como un indicador que permite mejorar las políticas ambientales que se realizan dentro de la universidad, logrando de esta forma asumir un compromiso de gestionar y reducir las emisiones de GEI.

PRINCIPALES BENEFICIOS DE ESTIMAR LA HUELLA DE CARBONO

• Obtener un inventario de emisiones de GEI
• Obtener un indicador del impacto que provocan las actividades en el medio ambiente, principalmente en términos de cambio climático
• Identificar las áreas críticas de mayores emisiones de GEI
• Mejoras en la eficiencia de los procesos operativos
• Ahorro de costos asociados a los procesos operativos
• Ventaja competitiva
• Mejora en la imagen de la institución logrando ser percibidas como social-ambientalmente responsable
• Incremento del compromiso y en la motivación de la comunidad
• Liderazgo proactivo entre sus pares
• Compromiso medio ambiental y de sustentabilidad
• Anteponerse ante posibles requisitos normativos futuros.