Paisajismo

Áreas Verdes / Biodiversidad

La naturaleza en su expresión más pura es para el hombre un caos. El ser humano en su afán de habitar este caos (naturaleza) lo transforma con acciones de artificialización y la expresión será el paisaje. Cada paisaje es un reflejo del grado de conciencia de una cultura en un momento y lugar determinado.

En nuestra sociedad postmoderna, tecnologica y global que vivimos hoy, uno de los anhelos del ser humano es tener la posibilidad de estar cerca de la naturaleza, lo cual aumenta la felicidad y disminuye los niveles de stress. Es tan relevante que existe una recomendación no oficial de la OMS de tener a disposición de una persona la superficie de nueve metros cuadrados de áreas verdes.

Las áreas verdes de los campus universitarios son relevantes debido a que son la instancia más cercana que existe de vinculación entre sus habitantes y la naturaleza. Promover el aumento (o no decrecimiento) de las áreas verdes es un gran desafío debido a la alta presión que existe en relación al uso de espacios y a la falta de prioridad en la gestión de estos espacios.

La primera aproximación en este ámbito tiene que ver con caracterizar el territorio. De esta manera podemos generar las distinciones necesarias para determinar el tipo de vegetación pertinente para cada territorio. Con esta caracterización además podemos darnos cuenta que existe una alta diversidad de sitios dentro de un campus universitario, en donde existen distintos tipos de suelos, exposiciones a la luz solar, reacción a la infiltración y un extenso etc y en condiciones y tendencias disimiles. Comprender los distintos sitios dentro de un campus universitario es fundamental para determinar los sistemas de gestión adecuados para sostener las áreas verdes, forestar o restaurar.

Entonces, la primera aproximación es entender en que territorio estamos, cuales fueron las especies nativas de ese sector y comprender la condición en que se encuentra ese territorio para plantear un rediseño con críterios sustentables. Ideal que estos diagnosticos y la construcción de diseños de áreas se realice de forma participativa, para luego generar nuevos sistemas de gestión de los espacios en que la comunidad universitaria pueda hacerse participe y pueda conectarse con la naturaleza.

A nivel de gestión de las áreas verdes es ideal tener un plan de paisaje y de mantención de las mismas. En este punto se requiere pensar una estrategia de recirculación del material vegetal in situ o en un lugar determinado para compostarlo y luego reintegrarlo al ciclo y de esta manera generar suelo fertil para lograr una expresión optima de las áreas verdes.
Otra aproximación a este tema es dar la posibilidad de aprender de las especies vegetales y de generar instancias de educación ambiental o educación al aire libre dentro de los campus. Y la última que es una ventana a urgar en la alimentación es la posibilidad de incluir huertos comunitarios en lugares apropiados para ello.

En resumen, las acciones son; caracterizar, diseñar, gestionar, administrar y comunicar sobre las áreas verdes, ya que son un canal para re-vincularnos con la naturaleza y su magia.

Patricio Camoglino
Dirección de Sustentabilidad UC