Residuos

Usualmente es el primer aspecto ambiental que se aborda en la Gestión Sustentable de Campus. Instalar un sistema de reciclaje (como se llama normalmente a la segregación de residuos) permite evidenciar claramente la disposición de la institución a trabajar por la sustentabilidad. Para un sistema de segregación de residuos y reciclaje que funcione correctamente deben considerarse los siguientes aspectos claves:

Infraestructura

La infraestructura con la que debe contar un sistema de reciclaje es la siguiente:
Puntos de reciclaje: Ubicados en el interior o exterior de los edificios que componen el campus; deben contar con contenedores de aproximadamente 50 litros para depositar usualmente:

• Vidrio
• Botellas plásticas
• Papel y cartón
• Latas
• Basura

Este último es de suma importancia para evitar que por comodidad se depositen residuos no reciclables. Si no existe este contenedor de basura común los residuos no reciclables son depositados en los contenedores para reciclaje.

Centro de acopio: Debe existir un lugar dentro del campus que permita acumular los residuos recogidos de los puntos de reciclaje hasta que su volumen amerite llamar para su retirada. Usualmente estos centros de acopio contienen contenedores de 1000 lts. o más.

Logística

Antes de instalar los contenedores para que la comunidad deposite sus residuos es necesario tener claridad respecto a quienes serán los agentes que harán retiro de los residuos en dos instancias:

• El retiro desde el punto de reciclaje (normalmente el personal de aseo)

• El retiro de lo acumulado en el centro de acopio.

Ambos puntos son cruciales; respecto al primero es necesario establecer un circuito de recogida que permita mantener siempre los contenedores de los puntos de reciclaje con capacidad sobrante. Si un contenedor del punto de reciclaje está lleno se corre el riesgo de que los residuos se depositen en el contenedor más cercano aunque no sea el correcto.

El segundo punto, el contar con empresas u organizaciones que retiren desde el centro de acopio es también muy importante. No se saca nada con segregar si finalmente el residuo no lo retira quien realmente lo recicla. Muchos sistemas fallan al no prever este importante paso. Hoy en día existen diversas empresas dedicadas a esta tarea, aunque también puede obtenerse sin costo entregando los residuos a organizaciones sin fines de lucro.

Importante: Hay que asegurarse que en la región en que se ubique el campus existe quien retire cada residuo.

Un segundo aspecto importante en relación al tratamiento de los residuos es el referente a los residuos peligrosos, cuyo tratamiento y disposición difiere de los residuos reciclados. En este aspecto se debe consultar la legislación vigente al respecto y diseñar los sistemas de recogida desde las distintas unidades de la universidad, acumulación en bodegas autorizadas por la Seremi de Salud y recogida por una empresa autorizada, dependiendo de los volúmenes, el tipo de residuos peligrosos y la frecuencia de su disposición se debe dimensionar el sistema a implementar.