Transporte

El transporte diario de la comunidad universitaria genera un fuerte impacto en el medio ambiente, siendo el transporte el principal aporte a la huella de carbono de nuestras instituciones. Por otro lado, existe también un impacto directo en las comunidades vecinas, quienes comúnmente se ven afectadas por la cantidad de automóviles que se utilizan para el traslado de nuestra comunidad.

Para reducir este impacto, las instituciones de educación superior pueden y deben tomar acción, que les permita avanzar en disminuir el impacto diario por el traslado de la comunidad, priorizando los modos más sustentables de transporte como la caminata, bicicleta, transporte público y automóvil compartido en última instancia.

Diagnóstico o medición viajes: Con el objetivo de disminuir el impacto por traslado de la comunidad, es necesario en primera instancia conocer la forma en que se movilizan los miembros de nuestra institución, por ello es necesario hacer mediciones de viajes para obtener la frecuencia de viajes, modo de transporte, distancia trasladada y tiempo que requiere cada viaje. Para lo anterior, recomendamos la implementación de una encuesta Origen-Destino tanto a académicos como funcionarios y estudiantes, que permitirá obtener datos que permitan hacer un diagnóstico y posterior monitoreo.

 

Campañas de fomento y concientización: Para generar un cambio de hábito en la forma de movilizarnos, es necesario dar a conocer los beneficios y los impactos de los modos de transporte.  Las campañas de fomento permanente son una herramienta para la generación de una conciencia por el medio ambiente, que deben ser un apoyo a la formación de los futuros profesionales y técnicos egresados de nuestras instituciones.

Educación en torno a la movilidad: Las soluciones para el transporte diario de las personas en ciudades deben ser pensadas a partir de equipos multidisciplinarios, es por ello que surge la necesidad de formar personas capaces de entender la complejidad de las urbes, para que en el futuro desde su disciplina puedan aportar a generar soluciones de transporte y ciudades más sustentables. Disciplinas directamente relacionadas como la ingeniería, arquitectura, planificación, geografía, sicología, administración, entre otras, debiesen incorporar en su curriculum la temática del transporte sustentable.

Implementación infraestructura: Es sabido que la infraestructura atrae a los usuarios. Si construimos infraestructura y campus amables para peatones, entonces generaremos incentivos para la caminata. Al instalar infraestructura para ciclistas como cicleteros, puntos de reparación, talleres de bicicleta, duchas, estaremos fomentando el uso de su bicicleta. Debemos privilegiar la construcción pensada en usuarios de modos de transporte activos.

Implementación de incentivos: Incentivos para el uso de la bicicleta y el transporte público, como descuentos en tiendas relacionadas, permisión del uso de ropa cómoda y flexibilidad horaria para para funcionarios, y otros incentivos innovadores, aportan al fomento del transporte sustentable.

El fomento del uso del transporte público es un aspecto importante que debemos considerar debido a los grandes volúmenes de personas que es capaz de transportar de manera eficiente. El uso de auto compartido surge como una alternativa a fomentar para la comunidad que requiere del auto como forma de movilización diaria o esporádica. Las instituciones de educación superior deben mantener como foco una política de incentivos alineada con la pirámide invertida de movilidad, que privilegia la caminata, bicicletas y otros modos ciclables, transporte público, auto compartido y automóvil particular en última instancia.

 

Maryon Urbina

Coordinadora Transportes y Energía

Dirección de Sustentabilidad UC